2016: FRAGUADO DE COMPLICIDADES EL PRD

Publicado en por Digital Realidades Sociales y Políticas

"LEONEL FERNÁNDEZ, GOBIERNO, MIGUEL VARGAS"

TRAIDOR-MAYOR-MVM-18-.-1.jpg

 

Por  Raymundo de los Santos.

Santo Domingo.– Muestra de la vigencia del denominado “pacto de las corbatas azules”, rubricado entre el ex presidente Leonel Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que se estrenara con una modificación a la Constitución dominicana en el año 2010, con el que puso en manos del ex gobernante, tras un cuestionable reparto, todas las “Altas Cortes”, como garantía de blindaje impune a sus gobiernos falto de transparencia, de los mayores escándalos de corrupción administrativa, endeudamiento y narcotráfico, como de descalabro institucional, fue la trama ejecutada por estos dos dirigentes, contra el PRD y sus candidatos en las elecciones presidenciales de mayo 20 del pasado año para endosar la permanencia del PLD en el gobierno.


A la que sigue, en la agenda del pacto anti patria, ejecutar el objetivo de inhabilitar al combativo e histórico PRD, organización de los mayores méritos en las luchas por la democracia, las libertades públicas y tangibles logros en la reivindicación social de la gente, para cercenarle las posibilidades de victoria en las próximas elecciones del año 2016, y para que actualmente ese partido no cumpla el papel de opositor que le demanda la sociedad y le corresponde, tras haber recibido el 47 por ciento del favor de los votantes en las turbias elecciones del pasado año.

En esa dirección se enmarca lo sucedido el lunes en el local nacional del partido. Un fuerte impacto negativo para la imagen del PRD, de cara a las próximas elecciones, generado por una corte ilegal, patrocinada por el presidente de la entidad, expulsó al ex presidente Hipólito Mejía, presidente ad vitam del PRD y a su presidente en funciones, Andrés Bautista, y suspendió en funciones por dos años, a Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez, secretarios general y de organizaciones, respectivamente.

No fue casual, que mientras se montaba el vergonzoso espectáculo divisionista y liquidacionista en el local del PRD, del otro lado, se reuniera, como para celebrar los acontecimientos en el PRD, el Comité Político del PLD, en una maniquea presentación de orden e institucionalidad a favor del PLD, dejando entrever a la ciudadanía el contraste negativo de un PRD en conflicto.

Las escaramuzas de los complotantes tienen en su reparto, como actores principales, a Miguel Vargas, en el papel de “Quinta Columna, Caballo de Troya” a lo interno del PRD,  Leonel Fernández, quien gestiona volver al poder en el 2016 y Danilo Medina, en su interés de mantener la impunidad de la corporación PLD y garantizar  la tranquilidad a su gestión de gobierno.

Sobre el pacto de las corbatas azules hay mil rumores, desde reparto de los jueces de las “Altas cortes”, entrega de apartamentos y empleos en la administración pública a seguidores del presidente del PRD, negocios con el gobierno, y el disimulado engavetamiento de expedientes que en casos muy sensibles en el orden social, político y moral, afectarían a políticos, guardias y gente influyente que han sabido lanzar la piedra, esconder las manos, pero que de alguna manera aquellos lodos los salpican desde el hondón de la conciencia nacional.

La autorización de acordonar,  con decenas de policías, la casa nacional del PRD, muestran los compromisos entre Miguel Vargas, Leonel Fernández y el gobierno.

Los perredeistas deben estar consciente de esta realidad y orientar a la militancia para que juntos se sumen a la defensa y rescate del partido, impulsando la Convención para elegir autoridades que respondan a los intereses del PRD y el pueblo, no a los del gobierno, Leonel Fernández y el PLD.

Es hora de retomar el camino de hacer la oposición que demanda la sociedad al PRD. Hay que apoyar las protestas y reclamos contra la impunidad y la corrupción de los funcionarios del pasado y presente gobierno, así como la lucha por mejores condiciones de vida de la gente.

Solo así los dirigentes y militantes del partido blanco que tienen aspiraciones a Presidente, Senadores, Diputados, Síndicos y Regidores, entre otros cargos, tendrán posibilidades de lograr su victoria. De lo contrario quedarán condenados al fracaso, que es el interés del gobierno, Miguel Vargas y el PLD.

Hay que luchar ahora, junto al pueblo, impulsar una coalición de fuerzas políticas y sociales para mañana tener moral para reclamar su apoyo. Dile ¡No!, a la distracción de Miguel Vargas, en su papel de “Caballo de Troya” y retomemos el camino de la Convención y línea de oposición al lado del pueblo.

Perredeista, el reto es ¡Línea de masas! ante la crisis, como decía José Francisco Peña Gómez, propulsor de aquella predica aun no hecha realidad de “primero la gente

Etiquetado en OPINIONES

Comentar este post